ÍNDICE


Presentación 5
Prólogo 7
Índice 13
Introducción 15


Primera parte: Fundamentación psicopedagógica del TI
1. Introducción al aprendizaje del Torbellino de Ideas 21
2. Aproximación al concepto de Torbellino de Ideas "TI" 29
3. Concepto empírico divergente del TI: ejercitación 37
4. El Torbellino de Ideas (TI) como técnica participativa y
democrática 55
5. Función motivacional del TI 61
6. Función formativa de desarrollo integral del TI 67


Segunda parte: Proceso del desarrollo del TI
7. La Interrogación Divergente, mecanismo desencadenador del
TI 75
8. Etapas del desarrollo didáctico del TI 87
9. Roles y destrezas del conductor del TI 91
10. Estimulación de la creatividad ideativa en la promoción de
ideas del TI 99
11. Guías de autoevaluación del TI 107


Tercera parte: Diversas aplicaciones del TI
12. Situaciones y circunstancias en las que se puede emplear el
TI 11513. Aplicación de TI en la expresión plástica 121
14. Aplicación del TI en la expresión literaria 145
15. El TI como técnica de globalización 155
16. Posibilidades de aplicación del TI como diagnóstico 165
17. Aplicación del TI en la comprensión e interpretación
intuitivo-divergente del diseño 169
18. Aplicación del TI en la búsqueda de alternativas
innovadoras 175


Cuarta parte: Valoración de la técnica del TI
19. Evaluación del TI 183
Quinta parte: El TI de ideacción expresiva total 199
20. Nuevas concepciones y aplicaciones 201
21. La tercera generación del Torbellino de Ideas de
ideACCIÓN expresiva total 237
22. El grupo Torbellino de Ideas de investigación participativa y
creativa 259
Bibliografía 281

DAVID de PRADO

PRESENTACIÓN
Cuando se haga la historia del movimiento creativo en España, sin duda David de Prado figurará como uno de sus indiscutibles pioneros. Posiblemente es quién en el decenio último ha derrochado más tiempo e imaginación para formar profesores creativos, con capacidad para desafiar los nuevos problemas. He podido seguir de cerca, como profesor y amigo, la interesante trayectoria intelectual de David de Prado y ahora comprendo que necesitaba el movimiento creativo para ser él mismo. Lo cual no quiere decir que a los demás no les haga falta también para la autorrealización personal, que todos buscan pertinazmente de modo explícito, aunque no lo sepan o lo ignoren. Pero en David, como en todos los que gozan de una fuerte personalidad, esto acontece de manera más acusada. El ha vivido, quizá llevándolo hasta la contradicción, ese doble juego que implica la vida social y el sistema educativo; adaptación y crítica; asimilación y conquista; aprender a usar las pautas y valores establecidos y tener coraje para dar el salto adelante cuando intuye que las viejas fuentes se agostan. Y decididamente ha tomado partido por los segundos miembros de estas alternativas. Fundamentalmente ha partido de la técnica del brainstorming que él designa acertadamente como Torbellino de Ideas (TI). En torno a éste cristaliza una rica gama de procedimientos, ya clásicos en los cursos de estimulación de la creatividad. El Torbellino de Ideas es el eje, quicio e hilo conductor de una metodología activa, participativa, que recoge los mejores aportes de la pedagogía
contemporánea, les da un acento vivencial, comprometido y dispara todas las energías en la solución novedosa de los problemas. El autor ha hecho suya la regla de oro del brainstorming: dejar primero que la producción espontánea aflore sin cortapisa alguna. Ni una sola idea debe ser abortada. Después ya se seleccionarán las más pertinentes para nuestros objetivos. Que no todo es factible ni igualmente válido, pero no podemos empobrecer el panorama mental y vital asesinando las ideas en gestación. Se trata de dejar que salgan a la luz las riquezas abisales de una vida que va más allá de todas las conquistas culturales. Una existencia que reclama el compromiso personal y el dinamismo imaginativo buscando la plena expansión y expresión de una humanidad a la que amenaza el riesgo de una progresiva mutilación y manipulación. David se enfrenta a las exigencias infinitas de una sociedad de consumo, donde todo se pide y nada se da, en medio de una pasividad crispada y letal. Él
quiere predisponer a la eclosión del mensaje y el valor único, incomunicablemente personal que todos guardan y cuya negación es el atentado máximo a la dignidad de cada uno y a la solidaridad social. Un libro que hará meditar a muchos y encenderá en no pocos la chispa dormida de la creatividad.

Ricardo Marín Ibáñez.

Cheste, Valencia. 1982