<%@LANGUAGE="JAVASCRIPT" CODEPAGE="1252"%> CREATIVIDAD EN EDUCACIÓN INICIAL
Revista Recre@rte Nº3 Junio 2005 ISSN: 1699-1834                                 http://www.iacat.com/revista/recrearte/recrearte03.htm

CREATIVIDAD EN EDUCACIÓN INICIAL:

CAMINOS EN JUEGO

Angela Ridao

“El arte supremo del maestro es despertar la ilusión por la expresión creativa y los conocimientos”

Albert Einstein

 

INTRODUCCIÓN

Hoy día se habla en los ámbitos educativos de apelar a la creatividad como el camino acorde para favorecer el aprendizaje. Pero mucho se habla y poco se hace, y ¿en realidad que es lo que se sabe de ella?

Si optamos por trabajar a partir de la creatividad primero es necesario definirla para poder entender de qué estamos hablando.

Creatividad: es la cualidad del ser humano que le permite generar nuevos universos, ampliando el mundo de lo posible. Esta conlleva a transformar y transformarse para vivir momentos únicos, gratificantes, reveladores, vitales, que contribuyen a la construcción de una existencia plena.

Todos somos seres creativos, salvo aquellas personas poseen impedimentos biológicos y físicos que lo imposibilitan. Todos podemos , somos potencialmente creativos, sólo hay que encontrar el espacio que posibilite este desarrollo; otorgando la oportunidad para operar con el pensamiento divergente y convergente, ambos característicos del proceso creador.

Entendiendo como pensamiento divergente a aquel que se desarrolla con la creatividad. Se lo ubica en el hemisferio derecho del cerebro, es el encargado de controlar el lado izquierdo del cuerpo humano. Se caracteriza por:

•  Ser intuitivo, espontáneo, emotivo, espiritual, fantasioso.

•  La variedad de respuestas, aceptables y válidas.

•  Recurre a la imaginación como fuente de ideación.

•  Libre expresión, fluencia y apertura.

•  Realiza múltiples conexiones y analogías. Acontece lo insólito, lo nuevo, lo desconocido, lo original.

•  No necesita apelar a los datos de la memoria

Entendiendo al pensamiento convergente como aquel que produce una respuesta ligada a la cultura y la ciencia. Se lo ubica en el hemisferio izquierdo del cerebro, es el encargado de controlar la parte derecha del cuerpo humano. Sus características son:

•  Es organizado, conservador, planificador, lógico, analista, detallista.

•  Recurre ineludiblemente a la memoria

•  Respuestas concretas y precisas.

•  No media necesariamente la imaginación.

•  Convencional, estatuido.

Cada tipo de pensamiento con sus características particulares son fundamentales a la hora de desarrollar la creatividad de manera armónica y dinámica. Tanto uno como el otro constituyen los motores que ponen marcha el proceso creativo, y por ende, las infinitas posibilidades de aprendizaje.

“La creatividad empieza en la mente y es impulsada por una fuerza irresistible que exige la expresión .”(Logan y Logan, 1980, p.35)

No se crea algo de la nada, cuando nos disponemos a sumergirnos en el proceso creativo o sea, a crear, contamos con la experiencia, la imaginación, la curiosidad, el reservorio de conocimientos adquiridos, con determinadas capacidades y habilidades; una vez que el proceso ha arribado al producto lo vehiculizamos por medio de la expresión y sus múltiples lenguajes .

Actuar en ámbitos que potencien la creatividad es conducirse por caminos que ponen en juego el logro de aprendizajes significativos y perdurables; lo fundamental es la manera en que se lleva a cabo el proceso creativo tanto como el producto que se logra, porque este último es consecuencia de aquel.

El producto es como una gema, el proceso es la esencia de la vida misma . Vivir creativamente es vivir en plenitud; es avanzar hacia la realización como persona. (Logan y Logan, 1980. p.22)

EL PAPEL DE LA PERCEPCIÓN EN CREATIVIDAD

“No es suficiente saber resolver los problemas cuando éstos están bien expuestos y delimitados sobre el papel; es necesario también saber, partiendo de una vivencia perceptiva y necesariamente compleja, extraer los elementos significativos que permitirán plantear esos problemas en términos precisos.”

Lapierre y Aucouturier

La percepción según el diccionario significa: Sensación interior que resulta de una impresión material.

Percibir significa recibir por los sentidos las impresiones, es el acto de reconocimiento, identificación de cualquier cosa. Este acto permite etiquetar, clasificar datos y evaluar como positivos o negativos.

¿Con qué patrones contamos para ello?

Según Oscar Oñativia la percepción no es un apriori sensorial, sino, un producto cultural complejo. Es en su totalidad una variable de la personalidad y de la conformación histórica de esta última con relación a determinado contexto histórico-social con el cual se plasma toda vida humana.

Constituye el lenguaje pre-verbal, analógico que antecede y se inmiscuye en el lenguaje verbal, con el cual forma una trama inseparable para revestir a la realidad de capas de sentido común y de esquemas funcionales clasificatorios de las cosas y manipuladas de uso práctico, conforme a un código de vigencia inmediata, no reflexiva.

Formando capas concéntricas, estas estructuras estandarizadas y codificadas, generan núcleos operativos en la personalidad de origen sociocéntrico , con el aglutinamiento de fines, referencias, valores y usos compartidos por la mayoría de la gente.

Existe un campo semiótico, de sentido, valores, y signos dentro de un complejo modalizado por usos y costumbres profusamente culturalizadas. (Oñativia.1977)

Si bien vemos un fuerte peso de los patrones culturales imprimiendo sus formas, el sujeto sumergido en el proceso creador gracias a su espíritu crítico, actividad agudizadora y analítica, integradora y sintética, logra saltar esa valla y acercarse a la cara oculta de las cosas y así descubrir e inventar nuevos códigos.

La persona creativa gracias a su espíritu de búsqueda incesante se expresa libremente y rompe con las estructuras sociocéntricas que tratan de imponer una forma particular de acercamiento a los fenómenos y cosas.

La creatividad humana se conjuga en la mezcla exacta del contenido que aporta el campo imaginario y lo racional, realiza una síntesis entre ambos. El sujeto opera con: mente, cuerpo; interrelaciona e interactúa con el medio ambiente dentro de una situación espacio-temporal, por la cual pone en juego el pensamiento, los sentidos, la acción, vinculación.

JUEGO Y CREATIVIDAD

“... el juego es la estrategia más adecuada y real para promover el desarrollo de las capacidades creativas del niño”

Ma. Paz y Ma. Teresa Lebrero Baena

El juego es la actividad primigenia del ser humano, donde encontramos el origen de la fantasía y la creación . Sólo en la medida que el hombre juega puede crear, por medio de este acto desarrolla todo su potencial creativo, siendo su carácter esencial la libertad .

En esta libertad reside el modo de ser del juego .

Los niños por medio de la actividad creadora impulsan actitudes vitales que los orientan hacia una vida productiva y placentera para sí y para los otros. El juego les concede la libertad para hacer y deshacer, para crear y recrear un mundo posible, donde se conjuga imaginación, fantasía, pensamiento y acción. Por el juego el niño ingresa en el mundo simbólico, donde crecerá todo su potencial de abstracción, pero también lo conectará consigo mismo favoreciendo la formación de una filosofía personal, asimismo con generaciones, costumbres que hacen a su acerbo familiar y socio-cultural, a través del cual aprenderá su relación con la ética y los valores.

En la cotidianeidad de la actividad lúdica los niños organizan: el espacio de juego, eligen los compañeros, los circuitos de juego, las variantes de juego, elaboran y eligen objetos lúdicos. Por medio de dicha actividad se acercan al conocimiento del mundo que los rodea, porque en él ensayan , experimentan, elaboran hipótesis, arriban a resultados y soluciones de problemas, critican, se convierten en juez y parte, construyen su autonomía tomando conciencia de sí mismo y de los otros que lo rodean, tanto pares como adultos .

Por otro lado, el juego contiene factores que indican el desarrollo de la creatividad: originalidad, fluidez, flexibilidad, inventiva, elaboración, apertura mental, sensibilidad ante los problemas, entre otros.

La originalidad es unos de los rasgos característicos de la creatividad, y se basa en lo único, irrepetible . Los niños son expertos en la originalidad, ya que ellos se atreven, son arriesgados y decididos para crear situaciones de juego nuevas, innovadoras .

Muchas veces se practican los llamados juegos tradicionales, por medio de los cuales recrean situaciones legadas de generación en generación, en estos casos la originalidad radica en que aplican un sello personal consecuencia de factores sociohistóricos.

Fluidez : los niños son capaces de dar gran cantidad de respuestas o soluciones a problemas planteados, sus ideas van y vienen como en torrentes de aguas cristalinas. Debido a que ellos son curiosos, exploran y ensayan las hipótesis que se plantean es que su pensamiento es móvil y pueden dar varias respuestas a un tema o juego.

Flexibilidad : En las acciones de ensayo y experimentación que realizan se evidencia una gran ductilidad para proponer alternativas a situaciones problemáticas; no se estancan en una idea, operan contrariamente a la rigidez. Prueban una y otra vez en busca de un mejor resultado.

Inventiva y elaboración : Aparecen las ideas y se ponen en acción, opera todo el ser en ello: mente, cuerpo, emociones, sentimientos. Inventar permite generar ideas, imágenes a nivel abstracto, mental , espiritua l y cuando eso se plasma en el mundo de lo concreto vamos a la elaboración, a la obtención de un producto, este refleja ese cosmos que circula dentro de del SER. Por medio de la elaboración se comunican las ideas e imágenes internas para que el exterior las observe, las conozca, las disfrute y comparta .

La apertura mental : Es una condición que va desarrollando el ser humano de manera paulatina ¿cómo? cuando abre su corazón y su mente e inteligencia hacia el exterior, cuando observa, mira, ve, y descubre lo que encierran las cosas en su esencia e interior. Abrir la mente es desplegarse al mundo para aprender y crecer como ser humano, desde un punto de vista personal (hacia el interior) y desde un punto de vista social y cultural (en comunión o mejor dicho en común-unión). En el juego esto es una condición que se despliega de manera dinámica, los niños a través del juego muestran la materialización de su espíritu, la irracionalidad cobra sentido en la concretad, también develan como se conforma su mundo social y cultural, como piensan y actúan a través de sus sentimientos de rivalidad, compañerismo, superioridad, adaptación. Por medio de él van conformando una filosofía personal, integrada a la ética social y los valores culturales . (T. Cottle 1981)

Sensibilidad ante los problemas : la apertura mental también enseña a detectar los problemas, uno o varios, o mejor dicho ver desde diferentes puntos la vida la realidad. Tratar de desentrañar las cuestiones que acompañan el cosmos vital. Cuando el ser humano se enriquece espiritualmente desde una visión creativa aprende a ver, a sentir y hacer cosas de manera diferente, se podría decir que en la creatividad se poetiza la vida , se hacen las mismas cosas pero de manera diferente, extracotidianamente, se rompen esquemas, estereotipos para trascender.

LA EDUCACIÓN INICIAL Y LA CREATIVIDAD

“El maestro creativo estimulará a los niños para que investiguen, descubran y experimenten, recompensándoles y alimentando su creatividad e inventiva espontáneas.”

Nagol

El niño desde sus primeros contactos con el mundo se interroga por todo, por su entorno, por las cosas y los sujetos que lo rodean . Por esta curiosidad aparece una actitud de búsqueda y de descubrimiento por lo que sucede , por lo fenoménico.

El niño especialmente en la etapa de la educación inicial aprende a través del juego . El descubrimiento es el medio, la participación el método, y los conocimientos los objetivos de búsqueda. (Logan y Logan. 1980 p. 103)

Aprenden interactuando con las cosas, con otros niños y adultos, y así van construyendo una autorepresentación del mundo, pero en este camino de interrogación y respuestas también se enfrentan al mundo. Este conocimiento esta íntimamente vinculado con la vida, en esta aprehensión y comprensión surge la posibilidad de creación .

¿Para este tipo de necesidad infantil que docente se necesita en las instituciones encargadas de la educación inicial?

La educación inicial impartida en jardines maternales y de infantes constituyen la primer etapa de institucionalización de la infancia, donde el niño acude a un ambiente diferente del familiar, en el cual es acogido (en un principio) por personas extrañas a su cotidianeidad. Su entorno se amplia y las posibilidades de acción se expanden buscando nuevas rumbos en búsquedas de aprendizajes e interacción con el mundo.

Un educador creativo, es aquel que motiva al niño a poner en juego todo tipo de indagaciones, lo escucha activamente, se constituye en guía, en la persona que lo acompaña y lo alienta en su curiosidad y descubrimientos .

El educador creativo debe ante todo respetar a la infancia y su necesidad lúdica como medio de acercarse al mundo. También alentar e incentivar a sus alumnos a pensar creativamente, a experimentar, a explorar, a ensayar, a formular hipótesis, a realizar constataciones y contrastaciones entre lo que se supone y lo que la realidad le muestra que es; a indagar buscando nuevas respuestas o soluciones a los problemas planteados, de esta manera el niño arribara a conocimientos altamente significativos y el pensamiento operará enriqueciendo sus estructuras orientándolo a un nivel de mayor complejidad en cuanto a operaciones mentales y enriquecimiento de la inteligencia creadora. Por otro lado, el docente de be ser un investigador permanente de la vida infantil, conocer el desarrollo de cada etapa evolutiva en su aspecto fisiológico, social y cultural, un docente conciente de que el mundo es una unidad, donde el aprendizaje y la enseñanza son parte del cosmos y no compartimentos estancos, donde el todo tiene un movimiento espiralado y dinámico.

Hay que tener en cuenta que el niño pasa de un pensamiento altamente egocéntrico, intuitivo y concreto a otro más descentralizado, analítico y abstracto; este proceso no se da de manera inmediata, ni espontánea sino que corresponde a una génesis, a una evolución.

Para enseñar a investigar a los más pequeños se recurre al planteamiento de preguntas y la búsqueda de respuestas, lo fundamental es saber escuchar y mirar a los niños. Asimismo es importante que los infantes aprendan a escuchar y mirar al otro/s, así su pensamiento e inteligencia avanzan en un proceso evolutivo donde la creatividad es la fuente de la vida compartida.

Si bien la habilidad de los niños para aprender a utilizar el modo de investigación difiere en cada edad, el educador es el encargado de formular los objetivos adecuados a la capacidad evolutiva de cada niño y guiar la investigación.

Cuando este modo de aprender se valora como una estrategia didáctica, conduce al niño a hacer deducciones correctas sobre los fenómenos. El niño suficientemente motivado descubre por sí mismo las generalizaciones o deducciones contenidas en el tema presentado, como resultado de su propio razonamiento y manipulación de hechos básicos. Los niños realizan aprendizajes verdaderamente significativos cuando tienen la posibilidad de participar activamente en la situación enseñanza aprendizaje. Por medio de la participación activa experimentan la emoción del descubrimiento y el placer de solucionar los problemas por propia iniciativa.

Por otro lado, siempre que orientemos la labor educativa al desarrollo de la creatividad tenemos que tener en cuenta que la creación es una vivencia única, personal (sale de dentro), que tiende naturalmente a comunicarse a través de un producto. Este producto es una elaboración del sujeto y puede ser un objeto, un juego, un conocimiento, etc. es el punto de llegada del proceso creativo.

Por todo lo expresado es necesario que la actividad docente se aborde desde una metodología creativa, por ello tomo las ideas y palabras expresadas por David De Prado (1997) como una de las formas más adecuadas para una labor pedagógica dedicada a la infancia “ La metodología tecnocreática se sitúa en las antípodas de la enseñanza informativa, reproductora de lo establecido, de la cultura y formas predominantes. Los fundamentos básicos de la tecnocreática son la libertad e iniciativa personal y grupal, la experimentación lúdica continua, la información amplia y contrastada con la práctica, la espontaneidad desinhibida y liberada de miedos y prejuicios, la rotura trasgresora de normas, moldes y formas preestablecidas, etc.

La tecnocreática requiere y estimula un ambiente permisivo y liberador, innovador y rico, apreciador y encauzador de lo nuevo, lo loco, lo absurdo y lo imposible, lo irracional y lo fantástico, pues lo racional y convencional, lo rutinario y controlado, lo posible y lo real ya es conocido.”

CONCLUSIÓN

El panorama cultural contemporáneo es harto complejo, los cambios se suceden en un torrente cuali y cuantitativamente más acelerados que en épocas pasadas. Los problemas actuales requieren respuestas urgentes y con un grado de creatividad acordes a las demandas tecnológicas.

El hombre es un ser creativo por naturaleza, que busca adaptarse a las circunstancia socio-históricas dentro de las coordenadas tempo-espaciales, para lo cual despliega todo su potencial en virtud de un proyecto de vida que abarca la faz personal y profesional.

Aquel ser humano que en su faz profesional se dedica a la labor educativa el reto o desafío implica un doble juego, por un lado comprometerse, responsabilizarse por el bien y la mejor calidad de vida de los demás - en el caso de la educación inicial, por los niños más pequeños -, y por otro lado, adaptarse a las nuevas tecnologías y cambios culturales (léase globalización, multiculturalismo, diversidad).

Por ende, las alternativas para la práctica educativa deben ajustarse al interjuego entre necesidades e intereses infantiles, cultura y sociedad, para lo cual es necesario replantearse nuestro quehacer cotidiano en las aulas o salas, respetar por sobre todo a los niños, y ser críticos de las modas pedagógicas que detentan el éxito a costa de la infancia.

La tarea del educador se centra en descubrir y cultivar al máximo el potencial creativo de cada niño, para lo cual primero ha tenido que ser capaz de descubrir su propio potencial creativo. Este camino conlleva a la autorrealización y autoestima por parte del alumno y del maestro.

El aprendizaje en el nivel inicial se centra en fomentar la actividad lúdica como proceso que conlleva al niño a desarrollar su potencial creativo, al desarrollo de su capacidad perceptiva, a resolver problemas por medio de la exploración, ensayo, descubrimiento, desarrollo del pensamiento crítico, analítico y sintético, o sea, a participar activamente en actividades de investigación.

En síntesis el futuro de la sociedad depende del desarrollo adecuado de las generaciones más jóvenes, la labor pedagógica debe sembrar por medio de la creatividad las mejores semillas para cosechar los mejores frutos

BIBLIOGRAFÍA

Cottle Thomas. Capitulo Descubriéndose a si mismo a través del juego . En Piaget y otros “ Los Años Postergados ” Ed. Paidos Educador. Barcelona. 1981

Diccionario Parnaso . Editorial S. A. Anna Olivella. Barcelona . 1994.

González Luis Jorge Ser creativo . Ed. Font S.A. México. 1996.

Logan Lillian M. Y Logan Virgil G . – Estrategias para una Enseñanza Creativa . Ed.

Oikos-tau. Barcelona. 1980

Marín R. Y de la Torre Saturnino Manual de Creatividad. Aplicaciones Educativas . Ed. Vincens Vives. Barcelona. 1991

Oñativia Oscar - Percepción y Creatividad . Ed. Humanitas. Buenos Aires. 1977

Prado David. Currículum Radical y Metodologías Creativas para una Enseñanza Inventiva del Arte . Revista RECREARTE (Revista Internacional de Creatividad Aplicada) Nº2 – Ed. MICAT 1997

3º ciclo de formación en Creatividad acorde con la C.U.E.
               > Programa profesional (abierto a todos)
               > Master (para titulados)
               > Doctorado (para masters)

Julio 2005. INTENSIVO.    www.micat.net