LA CREATIVIDAD EN LA EDUCACIÓN DE ALUMNOS CON NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES

Elena  Fernández Rey

 

 

 

1.      SENTIDO Y VALOR ESENCIAL DE LA EXPRESIÓN CREADORA PARA LA EDUCACIÓN INTEGRAL

 

            El objetivo principal de este artículo es destacar la importancia de las actividades y los procesos expresivos y creativos en el desarrollo personal y social en la educación de los alumnos con necesidades especiales.

            Desde el punto de vista educativo, la inclusión de procesos, métodos, técnicas y actividades artísticas y creativas en la programación técnica supone el intento de alcanzar “una enseñanza para el éxito”. (Garrido, 1988).

            La creatividad en el medio escolar se  identifica, la mayoría de las veces, con la realización de actividades consideradas artísticas, pero, que no implican procesos creativo-divergentes. La creatividad es “un modo personal y original de pensar, sentir y expresarse que se aparta de los modelos socioculturales vigentes o circundantes y da como resultado trabajos distintos, a menudo, originales y valiosos, en los distintos sujetos. “ (Prado, 1988, p. 20).

            En los niños con necesidades educativas especiales la acción docente creativa facilita la adaptación a las posibilidades reales de cada uno, estimulándoles a construir conceptos y a realizar actividades que partan de sus conocimientos y expresiones.

            Por ello, los diseños curriculares deberían plantear en la Educación Especial un programa de creatividad integrada en el que se incluyan los diversos lenguajes expresivos y los procesos imaginativos , visuales y analógicos.

            Entre las variadas aportaciones de la creatividad a los alumnos con necesidades educativas especiales resaltamos las siguientes en este artículo:

            . Desarrollo de la expresión total, uniendo la comunicación corporal, visual y plástica con la ideacinal.

            . Estimulación cognitiva multisensorial y problematizadora de todo el cerebro, integrando idea y acción (IdeAcción).

            . Aprendizaje significativo y conectado con sus vivencias y necesidades.    

            . Autoestima, autorrealización y desarrollo de la socialización del niño, por el fomento de la libre expresión y el diálogo.

 

 

 

2.      EL DESARROLLO DE LA EXPRESIÓN TOTAL, ASPECTO PRIMORDIAL EN LA EDUCACIÓN ESPECIAL

 

            Los niños con necesidades educativas especiales (sordos, ciegos, disminuidos psíquicos, etc.) tienen, en general, mayor dificultad para expresar sus pensamientos y sentimientos a través del lenguaje verbal, suelen ser más comunicativos a través de l lenguaje de las imágenes y fantasías y del lenguaje sensoriomotriz, especialmente en contextos de juego en libertad y en clima abierto y seguro afectivamente.

            Por esta razón, actividades como la expresión y la coordinación corporal y las fantasías e imágenes comunicadas les serán de ayuda para “adquirir un control permanente que les dé una sensación de seguridad y libertad.” (Complo, 1984, p.100).

            El cuerpo será, pues un elemento muy importante en su función expresiva “primero a través del movimiento corporal, con ejercicios que desarrollen las habilidades motoras y, luego a través del lenguaje, estimulándoles a verbalizar en improvisaciones creativas.” (Complo, 1984, p. 4); y, con ello trasladar a las actividades creadoras “la proyección consciente e inconsciente del cuerpo.” (Lowenfeld y Brittain, 1980,, p. 44).

            El desarrollo del lenguaje, como expresión total, libre y desinhibida del yo interior, objetivo primordial para los alumnos con necesidades educativas especiales y hace referencia a “la ejercitación óptima de cualquiera de las formas naturales de expresión, aisladamente, para acabar integrando dos, tres o todas simultáneamente en cada proceso de pensamiento, decisión, planteamiento, acción y evaluavión.” (Prado, 1992, p. 26).  

            Mediante la expresión total  (lenguajes corporal, plástico, verbal, sonoro-musical...) los niños podrán comunicar sus experiencias, por ejemplo usando imágenes (Tessa, 1990) o les ayudará a liberar sus emociones (Naumberg, 1973), ejercitando una función catártica y comunicativa básica para su (auto)comprensión y su bienestar y equilibrio personal.

 

 

 

3.      ESTIMULACIÓN Y EXPERIENCIA MULTISENSORIAL, PUNTO DE PARTIDA INDISPENSABLE EN EL DESARROLLO COGNITIVO

 

            Cualquier actividad artístico-creativa comprende la utilización de  todos los sentidos y la estimulación del pensar, aprender y conocer y ayuda al desarrollo de los variados aspectos o ámbitos de la inteligencia múltiple: lógica, simbólica, social, visual-plástica, sensorio-corporal, sonoro-musical, etc.

            La influencia entre la utilización de los sentidos y la participación de los sujetos en el arte es recíproca, ya que por una parte, el uso de los sentidos “comprende la participación activa del individuo.” (Lowenfeld y Brittain, 1975, p. 13); y por otra, los sentidos, básicos para el aprendizaje, se estimulan por la participación en la observación de obras de arte y, sobre todo, de modo activo, participando en los procesos de creación artística.

              “El espacio, las formas, los colores, las texturas, las sensaciones kinestésicas y las experiencias visuales incluyen toda una variedad de estímulos para la expresión.” (Lowenfeld y Brittain, 1980, p. 45).

            Incluso, el no usar las experiencias perceptivas puede ser un indicio de falta de desarrollo en otros ámbitos. Por tanto, el profesor debe “despertar” en sus alumnos el deseo de ver, tocar, sentir... aquello que les rodea, y proporcionarles una variada gama de experiencias, interpretaciones e inferencias de procesamiento de la información sensorial y de re-expresión posterior.

 

 

 

4.      LA SENSIBILIDAD A LOS PROBLEMAS Y DÉFICITS Y LA BÚSQUEDA DE SOLUCIONES Y ALTERNATIVAS DE ACCIÓN

 

            La exploración activa en la creación requiere que el niño busque soluciones para ordenar los elementos que forman parte de la tarea. Y, si los alumnos con necesidades educativas especiales han de integrarse en la escuela y en la sociedad “necesitan instrucción en destrezas más avanzadas como el pensamiento divergente y la solución de problemas.” (Gold y Hontz, 1984, p. 257).

            En este aspecto, las verbalizaciones abiertas y las autoinstrucciones como guías en el proceso de solución de problemas han influido en el incremento de la realización de este tipo de tareas, incluso en niños con trastornos de atención, con dificultades de aprendizaje y con retraso mental (Ryan, Short y Weed, 1986).

            Diversos programas de mejora de las destrezas de originalidad (Penney y McCann, 1962), flexibilidad (Carter y McKinney, 1968), y solución de problemas y planificación (Ross y Ross, 1973) han sido desarrollados con éxito con niños deficientes.

            La posibilidad de aumentar las habilidades de solución de problemas en niños con déficits es una alternativa didáctica real y nada desdeñable para prepararlos para la vida con sus viejos y nuevos problemas.

            Pero, el programa de creatividad más idóneo para los niños con necesidades educativas especiales debe ser integrado, en el que  han de primar “los aspectos motores de vivenciación dramatizada de la historia o problema frente a su visualización simplificada en dibujos de los momentos, etapas o acciones significativas, incluyendo la expresión verbal y plástica de su actuación dramática y de los diseños visualizados del problema.” (Prado, 1988, p. 36).

 

 

 

5.      EL APRENDIZAJE SIGNIFICCATIVO AL ALCANCE DEL NIÑO CON DÉFICIT

 

            Mediante las actividades artísticas y creativas el niño tiene la oportunidad de integrar “diversos elementos de su experiencia para hacer un todo (conjunto) nuevo y significativo.” (Lowenfeld y Brittain, 1980, p.3), y, al mismo tiempo, mostrar cómo siente, percibe y piensa.

            Los niños tienen una curiosidad natural, y aprenderán sobre los medios y las técnicas a través de sus propias experiencias. El profesor deberá proveerles de estímulos, materiales y oportunidades para que ellos exploren y jueguen siguiendo su propio ritmo (Tilley, 1986), saquen sus propias conclusiones y orienten sus actividades de la vida diaria.

            La actividad grupal en arte les ayudará a desarrollar un mayor conocimiento, estimulará su curiosidad, y, sobre todo, fomentará la comunicación e integración  social.

 

 

 

6.      EL DESARROLLO DE LA SOCIALIZACIÓN Y LA AUTORREALIZACIÓN PERSONAL

     

            La participación en un proyecto de grupo puede reducir el sentimiento de aislamiento y proporcionar al niño la sensación de pertenencia a una comunidad educativa, social y humana.

            El arte como experiencia creativa “puede producir un gran sentimiento de realización, especialmente, en los niños que todavía no han experimentado el sentimiento de éxito en ningún otro de sus esfuerzos en la vida. Toda actividad puede ir orientada hacia la adquisición de confianza si ha sido bien presentada por el profesor y está basada en la observación de las necesidades individualizadas de los niños.” (Tilley, 1986, p. 19).

            La realización de trabajos artísticos contribuye al desarrollo temprano del autoconcepto del niño. Una forma sencilla de fortalecer los sentimientos de valor, utilidad y realización es, por ejemplo, la exposición de los trabajos artísticos en el aula, el colegio y/o la comunidad.

            Además, las actividades artísticas, así como el juego expresivo en los recreos, suponen una oportunidad para la interacción social de los niños con necesidades educativas especiales con sus compañeros en el ámbito escolar.

 

 


7.      BIBLIOGRAFÍA

 

            COMPLO, J.M. (1984): Actividades creativas en la Educación Especial.. Motricidad y lenguaje.

                        CEAC, Barcelona.

            GARRIDO, J. (1990): Cómo programar en Educación Especial. Escuela Española, Madrid.

            GOLD, J.B. y HONTZ, J.C. (1984): Creative and mental growth (6 ª ed.). MacMillan, New York..

            LOWENFELD, D.V. y BRITTAIN, W.L. (1980): Desarrollo de la capacidad creadora. (2ª ed.) Kapelusz, Buenos Aires.       

            NAUMBERG, M. (1973): An introducing to art therapy. Teacher`s College Press, New York..

            PRADO, D. de (1988): Técnicas creativas y lenguaje total. Narcea, Madrid.

            PRADO, D. de (1992): La Orientación e Intervención Expresivo-creativa. CIC, Santiago de Compostela.

            RYAN, E.B.; SHORT, E.J. y WEED, K.A. (1986): The Role of Cognitive Strategy Training in Improving  the Academic Performmance of Learning Disabled Children. Journal of Learning Disabilities, 19, pp. 521-522.

            TILLEY, L. (1986): El Arte en la Educación Especial. CEAC, Barcelona.



3º ciclo de formación en Creatividad acorde con la C.U.E.
               > Programa profesional multitalentos (abierto a todos)
               > Master (para titulados)
               > Doctorado (para masters)

Julio 2005. INTENSIVO.    www.micat.net